Prohibido por Tabitha Suzuma


«No podemos, si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?»

Lochan y Maya de diecisiete años, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de una madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, deben hacerse cargo de sus hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales.Esa responsabilidad les ha unido, tanto, que se han enamorado.Saben que su relación está mal y que no puede continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción les domina.Su amor es un amor prohibido, y si alguien descubre su secreto, no habrá un final feliz para ellos.



Acabo de terminar este libro y creo que es oportuno expresar todo lo que he sentido al leerlo.
Desde que leí de lo que iba,me pareció extraño y algo nuevo. No nuevo en el sentido del tema, sino nuevo en ponerme a pensar e imaginar una situación así.
Lochan y Maya son dos personajes muy maduros para su edad. A pesar que lo que ocurre entre ellos sea visto como algo “enfermo” o "prohibido",no quita la sensibilidad ante lo que sucede. 
Ellos prácticamente encarnan un papel de Papá y Mamá, se veían casi como una familia, pero una familia propia. Encabezada por ellos.Como pareja.


Lamentablemente la verdadera madre era una cavernícola total, no pude evitar fastidio hacia su actitud. Tan frívola y desinteresada por unos momentos y su aparente preocupación en otros. No les brindaba atención y por sobretodo: tiempo. Tiempo que sus hijos necesitaban, al menos Willa, Tiff y Kid (aunque, si nos ponemos a reflexionar, Lochan y Maya la necesitaban mucho más).Tres niños adorables, aunque este último estaba atravesando por la etapa de adolescer y era de esperar su rebeldía. Él tenía una especie de rivalidad con Lochan, sentía que este lo controlaba y no soportaba que le diera órdenes. Esto en algunas ocasiones complica las cosas en casa y se desatan peleas en el que Lochan sale lastimado de una forma inimaginable y brutal.

En fin, hay muchos factores que influenciaron en ellos, y no es alguna excusa. Simplemente estaban tan ocupados encargados y sobrellevando toda la carga del hogar en sus hombros que se sentían vacíos y solos. Aunque se tenían a los dos. Maya y Lochan se ven más como amigos que como hermanos, y aveces los amigos se pueden tornar algo más.
La relación entre ambos de alguna forma, en algún momento, se verá como algo natural ,pero siempre estará el “son hermanos”. ¡Y ESO ES LO QUE NOS TIENE TAN MAL! 

Algo que me hacía sentir más apenada era que los dos, Lochan y Maya, eran conscientes de lo ilegal y absurdo que era esa atracción, deseo y amor. Cuando leía las líneas de Lochan no podía evitar derramar algunas lágrimas.Hay desesperación, angustia y no deja nunca de sentirse un enfermo pedófilo por amar a su hermana de una forma tan placentera que duele. Se sentía un completo monstruo. Maya también todo el tiempo se hacía preguntas por el futuro, ambos querían tener un futuro juntos, sin restricciones y barreras que impidan el amarse.Pero estaba siempre la preocupación por sus hermanos y por las consecuencias que conllevaría todo eso.
Después de los Pevensie, los Whitely se han convertido en mis hermanos favoritos. Que quitando todo lo que sucede entre los dos mayores, son muy unidos y siempre están para ellos. El final, no me lo esperé. Pero era de esperarse que no iban a soportar vivir con ese sentimiento corriendo por su ser. Tabitha me ha hecho conocer a un personaje que jamás podré olvidar al igual que el libro. Y casi es verano. Casi es verano.
¡BTA! Se aproxima una aventura en el Campamenro Mestizo. ¡HURRA! #HAHAHAHA Tenía que cambiar de tema porque iba a quebrarme, nuevamente. -muy tarde,ya se puso a llorar-
Si aun no has leído el libro, o te has negado el conocer esta historia ¡no lo hagas más! Léelo y juzga por ti mismo. Es un libro hermoso a pesar de todo, créeme, y con una certeza de la realidad que al fin y al cabo existe.


Share:

1 comentarios

  1. Hola! Te he nominado a un premio en mi blog: http://torredelibros2014.blogspot.pe/2015/11/nominaciones-premio-booktag.html
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Somos lectores, deja tu comentario u opinión aquí: