A Court of Mist and Fury (A Court of Thorns and Roses #2) por Sarah J. Maas




Feyre es inmortal.


Deberá reprimir su corazón para salvar un mundo partido en dos.

Tras rescatar a su amado Tamlin de la malvada reina Amarantha, Feyre regresa a la Corte Primavera con los poderes de una Alta Fae. Pero no consigue olvidar los crímenes que debió cometer para salvar al pueblo de Tamlin... ni el perverso pacto que cerró con Rhysand, el Alto Lord de la temible Corte Noche.
Mientras Feyre es arrastrada hacia el interior de la oscura red política y pasional de Rhysand, una guerra inminente acecha y un mal mucho más peligroso que cualquier reina amenaza con destruir todo lo que Feyre alguna vez intentó proteger. Ella deberá entonces enfrentarse a su pasado, aceptar sus nuevos dones y decidir su futuro.

ÉCHALE UN VISTAZO


OPINIÓN PERSONAL
IMPORTANTE: Esta entrada tiene alto contenido de spoilers. Me he visto en la necesidad de escribir algo así porque no puedo reprimir todo lo que me ha hecho sentir este hermoso libro.
Si aún no has leído Una Corte de Espinas y Rosas no lo pienses más y hazlo. Luego regresas y comprenderás todo lo que escribiré.

Sinceramente no sé por dónde comenzar, si por los personajes, por lo que sucede o por recordar el libro anterior. Así que vamos a ver cómo fluyen mis ideas y aquí vamos. *inhala y exhala*
Suelo leer con una pista musical de fondo, y aunque se repita una y otra vez durante la lectura no me canso de escucharla. New Empire, te has robado parte de mi alma.

No puedo creer lo aleatorio que han resultado ser los personajes, creo que he estado tan metida en la historia, en las situaciones y en las actitudes de los protagonistas que olvidé por completo mirar más allá. ¡A ti te hablo, Tamlin! *cae una lágrima*
No ha sido evidente la verdadera personalidad de Tamlin, todo fue obra y gracia de J. Maas. Aunque no está de más recordar lo preocupado y el instinto de protección hacia Feyre a toda costa. Después de todo lo sucedido en Bajo la Montaña, Feyre y Tamlin no fueron los mismos, y si me quedaba alguna pequeña esperanza de que las cosas tomaran el rumbo de antes, poco a poco se esfumaron hasta que llegué a los últimos capítulos de la primera parte.
Tamlin es uno de los personajes que ha decepcionado y me ha dolido muchísimo el ver cómo su protección se fue tornando a una obsesión. Estaba segado por el miedo de perderla, sin embargo no justifica la relación forzada que quería tener con ella. ¡Por el Caldero, la encerró!

En todo eso ,lamentablemente, contribuyó el hecho de que Rhysand se tenía que llevar a Feyre durante una semana a su corte, estaban enlazados ya que fue una de las condiciones para salvar en alguna oportunidad a Feyre mientras estaban en Bajo la Montaña. Impotencia fue lo que embargó a Tamlin e hizo que tome decisiones extremas que resultaron ser un desastre.
Por otro lado estaba Lucien, supuestamente era amigo de Feyre, llegó a confiar en él lo suficiente para esperar que la comprendiera y fue todo lo contrario.

Todo estaba fuera de control para Feyre, sentía asfixia de Tamlin, pero aún así lo amaba y él también. O eso quería creer. Hasta que llega Rhysand e impide la boda. ¡OPD, las cosas se ponen intensas!

El lazo muy aparte de ser el origen de muchos conflictos (por no decir de todo el libro) resultó ser la única salida que encontró Feyre para ser libre. ¡Y por Rhysand! Estaba conmocionada desde que la citó por primera vez a su corte y le dijo que iba a enseñarle a escribir. *llora desconsoladamente* A lo mejor me pareció egoísta después porque todo tenía un propósito, pero eso no quita el hecho fue considerado de su parte.
La Segunda Parte del libro se hizo para amar a Rhysand, es inevitable. Lo conocemos verdaderamente, hacemos borrón y cuenta nueva. En Una Corte de Espinas y Rosas, Tamlin nos pinta a Rhysand como la peor escoria que pueda existir, la "puta" de Amarantha (discupen la expresión,pero así está textualmente) , un Alto Fae sin misericordia ni remordimientos. ¡PERO NO!
Ahí estaba yo, muda en capítulo 2 de la tercera parte. Toda la verdad, señores, TODA. Es increíble cómo la autora ha logrado que la sinceridad de Rhysand te llegara al corazón, creo que fue mi parte favorita del libro, se llegan a esclarecer asuntos ,hechos que fueron alterados por Tamlin para su propio beneficio. En ese momento estaba segura, de que Tamlin después de todo seguía llevando una máscara, hechizo o no, su rostro pintaba mentira pura.
Las escenas subidas de tono no pasan desapercibidas, desde el libro anterior se sentía cierta tensión, atracción entre Rhysand y Feyre, y tenía la ligera sospecha de que iba -sí o sí- a pasar algo en las semanas que ella iba a permanecer en La Corte Noche. Y bueno, no pude evitar sonreír por lo que vino después de las revelaciones. *se ruboriza*

Dejando de lado a los protagonistas "principales", por así decirlo, tenemos a nuestros queridos Azriel,Cassian,Mor (Morrigan) y Amren. Mi equipo favorito después de Jace,Clary,Simon, Alec,Izzy y Magnus. Te llegas a encariñar con ellos de una forma inimaginable, son una verdadera familia, a pesar de sus diferencias y riñas. Amé a cada uno, pero más que todo a Cassian. ¿Alguien amó su peculiar arrogancia y sentido del humor? Si lloré en los últimos capítulos fue por sus alas, percibir todo lo que sufren en Hybern fue tan crítico. Ya no sabía cómo iba a terminar, solo rogaba que no me arrebataran a Rhysand. ¡Y lo hizo!
El penúltimo capítulo rompió mi corazón por completo, ya no podía con mi vida. El punto de vista de Rhysand fue doloroso de aceptar -no sólo para él-, yo no dejaba de pensar: ¿qué hiciste Feyre? y luego con una lágrima la comprendí totalmente. Las revelaciones que se dan de forma precipitada en los últimos capítulos. ¡Me estaba ahogando! ¿Lucien y Elain? ¿Nesta y Cassian? ¿Feyre, alta lady de la Corte Noche? ¡Se fue con Tamlin y ahora será espía! *se calma*

Son muchas cosas que quiero recordar y guardar hasta que salga el próximo libro y es por esa razón el motivo de la entrada. Si has llegado hasta aquí es porque también viviste intensamente esta segunda parte que asegura darnos en el tercer libro mucho más de lo que podemos imaginar. Es la segunda vez que escribo fangirleando demasiado, tengo la sonrisa del gato cheshire en este instante.
Tengo planeado leer Una Corte de Espinas y Rosas nuevamente, aunque me resultará muy difícil por Tamlin y Lucien. Está de más recalcar que espero el siguiente libro con mucha ilusión. Si leíste esta magnífica obra de arte, me encantaría saber tu apreciación. Mientras, estoy a un paso de atravesar el Muro con el primer libro. 
Escribe:



Share:

0 comentarios

Somos lectores, deja tu comentario u opinión aquí: