La Maldición del Ganador por Marie Rutkoski




Conseguir aquello que deseas podría costarte todo lo que amas.
Como hija del general de un gran imperio que se deleite en la guerra y en la esclavitud, Kestrel solo tiene dos opciones: unirse al ejército o casarse.
Sin embargo, todo su mundo da un giro radical cuando la chica encuentra un esclavo cuyos ojos parecen desafiar al mundo entero y, siguiendo su instinto,termina comprándolo por una cantidad ridícula de dinero. Pero el joven guardo un secreto, y Kestrel aprende rápidamente que el precio que ha pagado por otro ser humano es mucho más alto de lo que podría haber imaginado.
Que ganar aquello que quieres puede costar todo lo que amas.

ÉCHALE UN VISTAZO


 OPINIÓN PERSONAL

Fue un 1 de Agosto que lo empecé y lo terminé. Desde ese día, cada vez que escucho House of Cards de Tyler Shaw, no puedo evitar exclamar: Why Kestrel?!

Recuerdo que cuando entré al stand de Distribuidora Inca en la FIL (2016) no sabía qué libro comprar porque habían tantos que perdí la memoria por un segundo. Semanas atrás ví que tenían este libro entre las novedades y me volví loca -no tan literal-, ya que era una lectura que necesitaba urgente desde que leí la sinopsis meses antes. 
Sin dudarlo lo compré (junto con el hermoso libro Al final de la calle 118, del que les hablaré en el siguiente post) y agradezco infinitamente el descuento especial que me hicieron. Así que sin más, empecemos.

Este mundo fantástico girará entorno al pueblo valoriano y herraní, pueblos completamente diferentes comenzando por la jerarquía. Los valorianos son grandes conquistadores, mientras que los herraníes viven oprimidos por los mencionados antes. 
Y aquí es donde entra nuestra protagonista, Kestrel es la hija de Trajan, sí, el famoso general que dirige el ejército valoriano. Ella está a punto de cumplir los 18 años y tiene que elegir entre casarse o enlistarse en el ejército como sucesora de su padre. Un buen día con su amiga acaban en el mercado de esclavos en Herrán, llega justo en el momento de una subasta, una subasta que la hace caer en la maldición del ganador por haber dado la cantidad más alta de todos, aquel que lo apuesta todo. 
"Herrero" es el apelativo que le da Kestrel en un principio a Arin -su verdadero nombre- porque este se rehusaba a dárselo. La personalidad de Arin es complicada, siente desprecio hacia el pueblo valoriano con razones completamente justas y razonables, y como Kestrel, su dueña, es la hija del general, la antipatía es inmediata. Arin será el encargado de forjar las armas para el ejército, así que el calificativo de Herrero era de imaginarse.
Hablemos de Kestrel, algo que no dije de ella es que es casi ludópata, le encanta los juegos de mesa con apuesta incluida. Por otra parte, está el innegable talento que tiene con el piano, la música es algo importante para ella pero que lamentablemente lo tiene como secreto porque no le haría tan feliz a su padre. La relación entre Kestrel y Arin se verá forzada a cambiar conforme la historia vaya tomando cuerpo, aunque sinceramente pienso que para el segundo resultó ser mucho más difícil. Secretos y sentimientos no pueden ir tomados de la mano después de todo.

Fue totalmente irresistible no desear un libro tan precioso en mi estantería, creo que la mayoría piensa eso desde que lo ve. Pueden llamarme superficial, pero un buen libro pinta bien desde afuera, eso siempre me ha resultado, hasta ahora al menos. Los pocos libros que he comprado de fantasía por su portada me han fascinado y este no ha sido la excepción. Así que ruego que siga mi racha de buena suerte. Muy aparte de la portada está la temática, la fantasía es mi vida, si bien es cierto, aquí no hay magia de forma literal y ese no es necesariamente el concepto de fantasía.
Es un mundo imaginario,como su misma contraportada lo dice, no tan alejado de la realidad por los conflictos sociales que hay entre los dos pueblos, tiene sus pinceleadas de romance que se toma su tiempo, algo que me pareció convincente. Los personajes secundarios van apareciendo en el radar del narrador omnisciente con una finalidad exacta en el momento exacto, algo que no muchos autores logran.

Los giros inesperados empiezan pasando la mitad del libro, aunque ya se veía algo venir por lo que se revela en los primeros capítulos. ¿Predecible? A lo mejor sí, pero que la autora supo manejar con las decisiones de los personajes. Tuve un ligero déjà vu con otro libro que me decía todo el tiempo: "Cualquiera puede traicionar a cualquiera" pero que aún así me enamoró. ¿Adivinaron?

No se equivoquen, ambos libros son completamente diferentes, desde la trama hasta las sensaciones y personajes. El final me dejó añicos, no sé cómo interpretar la línea final y eso me hace anhelar leer la segunda parte.
Quiero decir tanto de este libro y no. Uno porque la elegancia que tiene la pluma de la autora merece ser disfrutada y dos porque es una historia que no tiene pierde si te encantan las historias con rasgos épicos. Ya puedo suponer de qué tratará El Crimen del Ganador, y espero que esta vez no resulte tan literal por lo que imagino.

SIGUIENTES LIBROS


(*) La Maldición del ganador y El Crimen del ganador
lo pueden encontrar en Íbero Librerías.
Escribe:

Share:

0 comentarios

Somos lectores, deja tu comentario u opinión aquí: