Tan solo un segundo por Virginia S. McKenzie



Hannah tenía un futuro prometedor en aquello que más amaba: la danza sobre hielo. Una meta por la que había luchado junto a Nicholas, su mejor amigo y compañero, durante los últimos diez años.
Hasta que el error de otro le demostró lo efímeros que pueden ser los sueños.

Mikhail hac mucho que olvidó lo que era disfrutar al salir a la pista. Es más, tras la lesión que lo obligó a retirarse del patinaje artístico, creyó que nunca tendría ocasión de recordarlo.
Sin embargo, el destino parece dispuesto a darle la oportunidad de volver a competir y, sobre todo, de cumplir una promesa grabada con tinta en su cuerpo. Claro que para ello tendrá que convencer a Hannah de que juntos pueden lograr grandes éxitos.

Para ambos, luchar por un nuevo comieno significará tener que hacer frente a sus heridas emocionales, porque solo si son capaces de curarlas encontrarán la manera de vivir y amar sin fronteras.

ÉCHALE UN VISTAZO



OPINIÓN PERSONAL
Cuando esperas leer un libro desde hace un tiempo y llega el momento en que lo tienes por fin en tus manos, esa sensación es indescriptible. Y más aún cuando el libro supera todas tus expectativas.
Tan solo un segundo bastó para que me enamorara de la historia que creó tan cuidadosamente Virginia S. McKenzie.

 «Tan solo un segundo» es un libro que todos deben leer y así avivar la esperanza y confianza plena en el potencial que cada uno de nosotros tiene. Para empezar, el entorno de los protagonistas es algo completamente nuevo para mí, nunca había experimentado de cerca lo que significa el patinaje artístico sobre hielo,un deporte que despierta mi total curiosidad y admiración. 
La descripción que mantiene la autora a lo largo de la historia no me resultó tedioso a pesar de la descripción y los profundos monólogos interiores, y no lo es, porque cada capítulo varía con los puntos de vista de Misha, Hannah y Nick, los tres protagonistas principales que tocarán fondo en nuestro corazón. Estoy convencida que para poder conectar con los personajes necesitamos conocer su posición, perspectivas ante algún hecho y así reconocer sus personalidades. Algo que esta maravillosa autora logró con mucha naturalidad.

Hannah y Nick son una pareja de patinadores que permanece sólida con el pasar del tiempo, algo que no muchas parejas logran por el hecho que se relacionan sentimentalmente, y luego de la ruptura nada es lo mismo, ni sus carreras.
Nicholas siempre ha tenido un encanto peculiar con las chicas, pero con Hannah es totalmente diferente. Ella es su mejor amiga, la persona que siempre quiere tener a su lado, su compañera en el hielo. Hasta el trágico accidente que destroza cada pedazo de su alma.  Hannah Daniels es valiente, y a diferencia de Nicholas, ella no tiene ningún impedimento físico, pero la culpabilidad de lo que pasa con Nick la carcome día a día, a tal punto de truncar su carrera como patinadora. Porque sin Nick no puede volver al hielo.

Para Hannah el patinar debe quedar en el olvido, aunque la lucha por superar el trauma de subir a un auto y el conflicto interno que carga, se irá disipando conforme ella asista donde la Dra. Allen, una psicóloga que la motiva no sólo con consejos, sino también con acciones y adonde ,con mucho pesar, también acude Nicholas un tiempo después. Todos tenemos una Dra. Allen en nuestra vida.
Las pesadillas atormentan las noches de Hannah haciéndola revivir ese traumático día en donde la vida de ella y su mejor amigo dejó de ser la misma. Hasta que el ruso Mikhail aparece en su vida.

Mikhail Egorov es un personaje refrescante, con una picardía única y un sentido del humor que hace sonrojar a Hannah con frecuencia desde que él invade sus pensamientos. Decir que la vida de Mikhail ha sido color rosa es mentir por completo, de hecho su pasado es desgarrador e increíble, un pasado en donde el dolor, la culpa y el llorar en silencio se ha convertido en su cruz.
Hannah no podrá resistirse a la "perseverancia" que mostrará Misha para convencerla de que sea su pareja. Y no ayuda mucho de que él sea alguien a quien Hannah admiró cuando era más joven.

Hay una competencia cerca, y Misha está decidido a anhelar continuar con su vida aunque tenga que esconder tras una sonrisa lo que realmente pasa con él. 
Así la relación de Misha y Hannah empezará con una tierna amistad , que poco a poco con un tira y afloja llena de tensión, nacerá el deseo de estar juntos no solo en la pista.


Es un libro con una historia que será difícil de soltar, de dejar ir, porque los personajes son entrañables, te robarán sonrisas, carcajadas y lágrimas por lo cercanamente que son, en cualquier aspecto. Por eso, no fue difícil que me sienta identificada con alguno de ellos.

La esperanza en tiempos difíciles es algo que se pierde, que no suele tener sentido porque al parecer nos ahogamos en un vaso con agua. El superar momentos de dolor cuesta, pero si luchamos con todas nuestras fuerzas en dejar los fantasmas atrás para darnos una segunda oportunidad, la sensación de desdicha se esfumará.
Eso pasa con nuestros personajes. La pista de hielo es la vida y los obstáculos que se presenten se derretirán con el valor de la perseverancia, con el abrirse y dejar salir el dolor, con el aceptar, que aunque te sientas desfallecer, hay una salida y solución para lograr lo que uno desea alcanzar.


En el entorno también están los amigos verdaderos, esos que con su sentido del humor y personalidad efusiva lograrán cautivarte. Abby es una de ellas, con un carácter hiperactivo y un lenguaje "sin pelos en la lengua", atrevida y con una perfecta capacidad del convencimiento que cala profundamente en nuestro pequeño Nicholas.

¿Qué más decir de esta preciosidad? Virginia se ha robado mi corazón con este librito, y que al parecer es su primera publicación. Pero desde ya estoy esperando tener más de su estilo exquisito de crear historias enternecedoras que te llenan de paz y esperanza, y por sobretodo, creer en el potencial que tenemos como personas.

Nota de amor: Gracias a Ediciones Urano Perú por el ejemplar, no saben cuánto lo he amado. 



Comparte en:

0 comentarios

Somos lectores, deja tu comentario u opinión aquí: